FOX v.2.4.1.7
LED Bulb

Cómo distinguir entre luces LED buenas y malas

Cómo distinguir entre luces LED buenas y malas

Cómo distinguir entre luces LED de buena y mala calidad

Tal vez se pregunte cómo distinguir entre luces LED de buena y mala calidad. Antes de comprar uno, hay algunas cosas en las que debes fijarte. El brillo, la vida útil, la temperatura del color, el tamaño de la resistencia y el precio son sólo algunos de ellos. Para facilitar el proceso, hemos resumido las características de las luces LED buenas y malas. Esperamos que esta información le ayude a tomar la decisión correcta.

Luminosidad

Elegir la luz LED adecuada es importante por muchas razones, entre ellas su luminosidad. En general, una luz con un IRC alto le proporcionará colores más brillantes, mientras que un IRC bajo le proporcionará una reproducción del color inferior a la ideal. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a decidir qué color necesitas de tu nueva luz. También debe buscar las marcas de seguridad en el envase. La marca de conformidad reglamentaria (RCM) indica que la fuente de luz ha superado las pruebas de seguridad y es compatible con el Sistema Nacional de Registro de Equipos del Gobierno australiano.

En primer lugar, fíjate en el índice CRI, que mide la precisión del color. En general, un CRI de 80 o 90 se considera bueno. En comparación con las bombillas incandescentes, las luces LED con un CRI de 80 o 90 se consideran buenas. Sin embargo, hay ciertos LEDs con un CRI bajo que producen una luz blanca más brillante, más clara y más precisa. Sin embargo, el CRI no es tan importante como la potencia o la temperatura de color para elegir la mejor luz LED para sus necesidades.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir los LED es su construcción. Una luz que dura 50000 horas no es necesariamente una buena compra. Los fabricantes chinos de LEDs suelen hacer recortes al fabricarlos, dejando a menudo los componentes y la pintura de calidad inferior. Por lo tanto, la garantía sólo cubre un pequeño porcentaje de las horas de trabajo. Sin embargo, esto puede no ser suficiente para el uso comercial, así que busque una garantía de al menos el diez por ciento del total de horas de trabajo.

Además de los lúmenes, los LED se clasifican según la temperatura del color. Los LEDs de alta luminosidad producen blancos brillantes que imitan la luz solar natural. Los LEDs de alta luminosidad se denominan luz diurna y son los más adecuados para baños, sótanos y cocinas. También son adecuados para la iluminación de acento y la lectura. Por último, los LED con menos lúmenes se conocen como blanco suave o blanco cálido, y emiten un brillo amarillento.

Vida útil

Si alguna vez ha comprado iluminación LED para su decoración y seguridad exterior, sabrá que son duraderas. Algunos fabricantes presumen de una vida útil de hasta 50.000 horas. Aunque se trata de una cifra impresionante, conviene recordar que las luces LED requieren una buena disipación del calor. Siempre debe buscar disipadores de calor de aluminio, ya que los delgados no pueden transferir el calor de manera eficaz. Algunos fabricantes utilizan plástico u otros materiales en su lugar. Además, fíjate en el peso del LED, ya que un LED más pesado significa mayor calidad.

Los componentes de los LED, como los controladores, las placas de circuito y el fósforo amarillo, son caros. Los controladores LED chinos que no son de marca suelen utilizar condensadores normales, que sólo pueden funcionar durante 1000 horas a temperatura elevada. Los controladores LED de Charlston Lights están diseñados para funcionar durante una década, por lo que deberían ofrecer un alto rendimiento por un precio relativamente bajo. Los LEDs deben ser brillantes y tener una excelente reproducción del color. Pueden instalarse en cualquier lugar, desde la cocina hasta el salón.

Lo siguiente que debes buscar en un LED es la gestión del calor. Aunque los LEDs no producen tanto calor como otras fuentes de luz, sí experimentan una depreciación del lumen. Eso significa que su brillo se reduce con el tiempo. Esto es importante, porque cuanto más alta sea la temperatura, menos eficientes serán los LEDs. Además, las bombillas LED baratas tienen más probabilidades de estropearse y ser de baja calidad, lo que se traduce en un menor rendimiento.

Otra cosa en la que debes fijarte es en la temperatura del color. Se refiere a la escala de temperatura de color Kelvin. En general, un CRI alto producirá una luz más blanca, mientras que un CRI bajo le dará una luz con un tono más azul. Siempre hay que probar un solo LED antes de comprar más de uno. También deberías buscar un CRI de 80 o más si vas a comprar LEDs para la iluminación de tareas.

Temperatura del color

A la hora de comprar iluminación LED para su hogar, querrá ser lo más cuidadoso posible. Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta es el índice de reproducción cromática (CRI). Cuanto mayor sea el CRI, mejor será la luz para distinguir los colores. Sin embargo, antes de comprar una luz LED, asegúrate de probar una antes de comprar más. Si es posible, busque una luz que tenga un índice CRI de 80 o más. En general, un índice CRI superior a 90 se considera ideal para la iluminación de tareas.

La temperatura de color de las luces LED es otro factor crucial en el que fijarse. La temperatura del color se refiere a la temperatura a la que aparecerá la luz. Los LED con temperaturas más altas producen una luz fría y amarilla, mientras que los LED con temperaturas más bajas producen una luz cálida y natural. Para una iluminación óptima, elija luces LED que estén etiquetadas como “Luz de día” o “Blanco suave”.

Aunque los LED suelen caracterizarse por una luz blanca y cálida, tienen una alta temperatura de color y pueden engañar al ojo haciéndole creer que los objetos son de distintos colores. Muchos artistas incluso han observado este fenómeno en sus obras. Todo forma parte del proceso de fabricación de una luz LED. En este artículo, analizaremos algunos de los aspectos más importantes de la calidad de los LED. Y no te olvides de comprobar el precio. Siempre puedes devolver la luz defectuosa.

Tenga en cuenta que una temperatura más alta no es necesariamente mejor para la iluminación LED. Deben estar blindados y reforzados para resistir las altas temperaturas. Esto se debe a que las altas temperaturas pueden dañar las luces LED. La luz puede acabar apagándose y parpadeando y perdiendo brillo. Por último, los LED deben colocarse en un entorno donde las temperaturas sean bajas. Cuanto mayor sea la temperatura, mayor será el riesgo de que se dañen las instalaciones. Una temperatura alta no es ideal para las luces LED, y las altas temperaturas pueden reducir el rendimiento de la luz blanca.

Tamaño de la resistencia

El tamaño de la resistencia es una de las principales diferencias entre las luces LED buenas y las malas. El tamaño de la resistencia viene determinado por los valores de la tensión directa y la alimentación del LED. Los valores pueden variar mucho, pero un ejemplo típico es un LED azul que requiere una resistencia de 290 ohmios para funcionar correctamente. Un buen ejemplo de un mal LED es el que tiene una tensión directa de 3,2 V y utiliza una resistencia de 290 ohmios.

Cuando elijas un LED, presta especial atención al tamaño de la resistencia. Las resistencias son las partes más caras del LED, y la que limita la corriente de avance debe ajustarse a la potencia del LED. Para asegurarte de que el LED tiene el tamaño de resistencia adecuado, mide la tensión de avance de la fuente de alimentación y busca los valores de resistencia correspondientes. El LED amarillo requiere una resistencia de 48 ohmios, mientras que el rojo requiere una resistencia de 410 ohmios.

Algunas resistencias son demasiado grandes o demasiado pequeñas, lo que es peligroso. Los LEDs pueden quemarse o romperse si no tienen la resistencia correcta. El uso de una resistencia de 3,3 ohmios dañará los LEDs. Una buena resistencia tiene aproximadamente el mismo tamaño que una resistencia de medio vatio. La potencia de un LED de buena calidad dependerá del tamaño de la resistencia.

Puedes encontrar el tamaño correcto de la resistencia utilizando una calculadora de resistencias. Los tamaños estándar de las resistencias están disponibles en los distribuidores de componentes. Si no sabes el tamaño correcto de la resistencia, puedes utilizar la calculadora en línea proporcionada por Digikey o Mouser. También puedes intentar utilizar una calculadora de resistencias de Digikey o Farnell/Newark. Estos dos proveedores de componentes son de confianza para sus LEDs de alta calidad.

Eficiencia energética

Para saber qué luz LED es buena, primero hay que decidir el tipo que se busca. A continuación, busque el fabricante. Este paso es muy importante porque los fabricantes de LEDs en China son conocidos por recortar gastos y producir productos de calidad inferior. Busque la calidad de la pintura, ya que podría ser un signo de componentes baratos o de mala construcción. También hay que tener en cuenta la reputación y el enfoque del fabricante. Una vez que te hayas decidido, consulta su página web para ver si aparece en algún sitio de calificación de consumidores de renombre.

Los LEDs tienen un índice CRI, que indica la precisión de la luz que emiten. Cuanto mayor sea el CRI, mejor. Prueba una sola bombilla LED antes de comprar más. Busque bombillas con valores de CRI de 80 o más. Para la iluminación de tareas, elija una bombilla de alto CRI. Como alternativa, considere la posibilidad de comprar bombillas LED de más de 80. Si aún no está seguro, pruebe una muestra de cada uno antes de comprar varios.

Además de los lúmenes, también son importantes otras características de las bombillas LED. Una bombilla LED de alta calidad debe ser capaz de producir una luz blanca brillante, que se asemeje a la luz del sol. En cambio, una luz LED de bajo precio utiliza restos de LED, que suelen tener un tono rosado o más verde. En estos casos, el problema puede no ser la temperatura del color, sino el control de calidad.

Otro factor importante a tener en cuenta es el conductor. Si una luz LED no tiene un controlador de alta calidad, se calentará con frecuencia y acabará fallando antes de su vida útil. También debes evitar comprar luces LED baratas, ya que éstas dejarán pasar más potencia de la recomendada. Un controlador de baja calidad también puede provocar problemas de calor y daños graduales en los componentes de la placa de circuito. El resultado final será una luz LED menos que óptima.

sishine@outlook.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.